LA BIODIVERSIDAD, FUENTE DE VIDA

"La teoría orgánica puede resumirse como la observancia de las seis leyes siguientes: primera, el horticultor debe trabajar con la naturaleza y no en contra de ella; segunda, la naturaleza es diversa y por tanto el horticultor debe practicar la diversidad; tercera, debe criar otras formas de vida - animal o vegetal- en medios los más parecidos posibles al que les sea natural; cuarta, debe devolver al suelo tanto, o casi tanto, como le ha quitado; quinta, debe alimentar al suelo y no a las plantas; y sexta, debe estudiar la naturaleza como un todo y no como una parte aislada".


John Seymour

sábado, 10 de diciembre de 2011

ES TIEMPO DE SEMBRAR AJOS

Dice el Abuelo, haciendo uso del refranero “los ajos por Navidad, ni nacidos ni por sembrar”… Pues eso, es tiempo de sembrar ajos.

El ajo (Allium sativum) es una liliácea (al igual que la cebolla) originaria de Asia Central. El tallo es lo que llamamos la cabeza del ajo; es un disco subterráneo del que nacen las raíces y que da lugar a las hojas y a los dientes que formarán el bulbo o cabeza.
Lo que es propiamente la siembra: en primer lugar prepararemos el terreno. Aramos días antes de la siembra con buen tempero (la humedad suficiente para que la tierra no esté reseca y tampoco se quede pegada a las herramientas de labrar) y con cierta profundidad. Si incorporamos compost o algún tipo de abono estará muy hecho y en cantidades bajas, pues no es un cultivo muy exigente.
No sembraremos ajos en el mismo terreno donde hay a estado otra liliácea (ajo y cebolla), antes de 4 años, pues la producción será muy escasa y podremos tener problemas de enfermedades y plagas.
Ajos castaños y blancos

Nos haremos de un buen material de siembra (dientes de ajo). De manera que no tengan restos de hongos o estén podridos, pues podrían estropearnos la cosecha. Podremos escoger en nuestra zona entre ajos blancos y ajos castaños. En general, suelen gustar más los ajos castaños pues dicen que tienen un sabor más marcado y sirve de condimento mejor a comidas y sobre todo a los típicos embutidos.

Siempre se cogerán los dientes más grandes y sanos, pues si escogemos los pequeños más posibilidades de tener cabezas chicas tendremos. Se van separando los dientes y se desecharán los del centro de la cabeza, que suelen ser los de menor tamaño.
Ajos castaños seleccionados

Se siembran dos líneas de ajo por caballón, dejando una distancia de unos 10-15 cm. Entre ajos de una misma línea también se dejarán unos 10 cm de distancia. Aquí cada maestrillo,…

En este punto yo hago en primer lugar un pequeño agujero para marcar donde sembraré los ajos. Luego, si la tierra no tiene humedad, como ha sido el caso, lleno de agua el agujero. Lo siguiente es ya sembrar el ajo, cuando la tierra ha absorbido el agua.
Para ello, ayudándonos de un sembrador o similar volvemos a abrir el agujero e introducimos en él el ajo, a una profundidad de dos veces el tamaño del diente, de manera que la parte por donde sale el brote quede hacia arriba. Tapamos el agujero y con el sembrador o con las manos comprimimos un poco la tierra para que el culo del ajo quede en contacto directo con la tierra humeda.
Tras esto la siembra está hecha y esperaremos a que salga el ajo en dos-tres semanas, procurando que las hierbas no se desarrollen para que no compitan con el ajo, que en sus primeros estadios es poco competitivo.

José Manuel

5 comentarios:

  1. por que se salen los ajos despues de sembrados,fuera de la tierra,los sembre ,con poca profundidad ,o influlle la luna,hasta pronto.un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola amigo. Pues, seguramente la profundidad era poca. Hay que sembrarlos a una profundidad adecuada, de manera que no estén muy hondos para que no agoten demasiadas reservas en la emergencia, ni tampoco muy superficiales, pues se corre el peligro de que no germinen por sequedad,heladas, o luz.
    En cuanto a la influencia de la Luna, estoy seguro que la hay, pero no te lo puedo decir.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Si en Refrán se refiere en España: "Los ajos por Navidad, ni nacidos ni por sembrar", cómo es posible que se siembren en invierno? Noviembre, Diciembre, Enero, Febrero y Marzo son los meses más fríos... ya me lío y no sé cuándo hay que sembrar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente se pueden sembrar en invierno, pero sin duda antes de Navidad es la mejor época. No obstante, no puede perderse de vista que en España hay climas muy diversos, lo cual influirá notablemente en las siembras, plantaciones o trasplantes de cualquier cultivo. A partir de febrero en mi tierra es ya mala época para la siembra de ajos porque cambia el fotoperiodo y la temperatura. Por tanto, si estás en un clima parecido al que yo manejo (suroeste de Extremadura), las mejor fecha para la siembra de ajos será desde mediados de noviembre hasta mediados de diciembre.

      Eliminar
    2. Yo los siembro en macetas porque no tengo espacio suficiente en mi mini-huerto y la verdad es que es un gusti disfrutar primero de ajetes tiernos y luego cosechar lindas cabezas de ajo. Saludos
      P.D. tambien hay un refrán que decía mi madre que es "cada día que pasa de Enero, un ajito que pierde el ajero" refiriéndose a que hay que plantar antes de enero

      Eliminar